- No hay comentarios.

Entrevista con @EdinoIsrael: perseverancia para triunfar en Ideatoon @Pixelatl - por @SkoolCool


De entre las muchas actividades que año con año realiza el festival Pixelatl, quizás la que más expectativas genera es Ideatoon, la competencia de pitching de series y largometrajes animados de la cual han surgido casos de éxito como Vikingos, el reciente proyecto de Cartoon Network y Mighty. El ganador este año fue Edino Israel, 36 años, con su serie Curtis & Bean are: Friends and Pals, pero para él la victoria “no es un acontecimiento, sino la consecuencia de un intento reiterativo”. Edino abrió un espacio en su apretada agenda, durante un viaje de trabajo en Miami, para compartirnos su trayectoria.

Edino ha dibujado siempre, desde que era un niño en El Talar, Partido de Tigre, en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Fue su padre quien lo llevó a tomarse en serio su pasatiempo para convertirlo en una profesión, practicando por lo menos una hora diaria y aprendiendo a través de libros y cursos. Su ética de trabajo se consolidó cuando estudió simultáneamente las carreras de Bellas Artes y Animación por las tardes mientras terminaba la secundaria por la mañana. “Fue muchísimo trabajo, no sé si se lo recomendaría a nadie,” cuenta entre risas, pero reconoce que esa “hambre de gol” es la que le consiguió oportunidades posteriores. 

“No me considero muy talentoso pero sí muy esforzado”.

A los 20 años consiguió su primer trabajo como asistente de animación junior en el largometraje Teo, cazador intergaláctico. Por su facilidad con el dibujo le encargaron el clean-up de los keys o “puntas”, y en poco tiempo dejó de ser asistente para tener a su cargo tres animadores de mayor edad que él. Tras otro par de producciones menores lo contrataron para trabajar en Metegol, la película de mayor presupuesto en Latinoamérica, del director ganador del Óscar Juan José Campanella. Aunque en los créditos figura como artista de storyboard en la práctica tuvo mayor incidencia en el desarrollo de personajes.


Durante varios años siguió cultivando sus habilidades de storyboard, diseño de personajes y arte conceptual en el campo de la publicidad, hasta que, al visitar México por primera vez para dar una charla en la UAP en 2013, unos productores lo convencieron de mudarse a tierras aztecas para participar en un nuevo largometraje como director de arte. Aunque eventualmente el proyecto no prosperó, Edino decidió quedarse a vivir en el Estado de México gracias a un contrato previo que le permitía trabajar desde cualquier sitio como proveedor externo para Disney Junior Latinoamérica, labor que sigue desempeñando hasta la fecha.


Entre su cambio de Argentina a México pudo vivir también una temporada en Colombia y Chile, dándole una nutritiva perspectiva sobre las diversas industrias del continente. Concluye que los países con economías más sólidas, que tienen cubiertos rubros elementales de subsistencia y educación, son los que permiten un mejor ecosistema para ejecutar proyectos creativos de mayor envergadura. Destaca la posición privilegiada de México no sólo por su masa crítica, la diversidad de talento que surge de una amplia población, sino por eventos como el festival Pixelatl, mercados con presencia de ejecutivos internacionales que provocan nuevas oportunidades para la escena local, fomentando su crecimiento.

Esto fue lo que lo motivó a llevar su carrera un paso adelante, al presentar cuatro propiedades intelectuales distintas en convocatorias de 2016, quedando seleccionada Pequeños del tomate en Creativa Fest, y tanto My strange pet como Pipe Investiga en Pixelatl. 

“Imagináte la alegría mía. Estaba muy contento. Yo creo que ahí le dieron la razón a un loco y ya está, fue lo peor que podrían haber hecho,” se ríe. “Por culpa de ellos ya no me detuve”.
A raíz de la buena recepción, ese mismo año decidió lanzarse a participar en otro mercado internacional, el Cartoon Connection de Quebec, Canadá, a partir de lo cual un colega lo recomendó con iKaBron Productions. Decidieron asociarse para sumar la infraestructura, inversión de capital y vínculos comerciales del estudio con los conceptos de Edino, lo que le ha permitido seguir desarrollando ideas e incluso teasers y episodios piloto. “La conexión resultó de coincidencias y casualidades,” nos cuenta. “Es muy difícil encontrar socios de esta categoría.” Su triunfo en el último Ideatoon le permitió regresar a Cartoon Connection el pasado octubre.

Durante los últimos tres años ha preparado más de doce biblias para pitch, seis de las cuales participaron en competencias como las de Ideatoon. Diaper Parents, su proyecto de largometraje finalista en 2017, fue vendido a un estudio nacional tan sólo dos meses después de presentarlo en Pixelatl, y tres de sus otras propiedades intelectuales, entre ellas el ganador en la edición de este año Curtis & Bean, han atraído miradas y provocado propuestas de importantes cadenas extranjeras.


Edino tiene muy claro cuáles han sido las lecciones que le han traído estos años de esfuerzo. “Si soy creador de contenidos, sea que esté vendiendo o no, tengo que estar creando contenidos.” Y acentúa, “Tienes que ser eso. No sólo hacer. Ser”. Incluso teniendo tantos proyectos con un aparente futuro asegurado, sigue escribiendo en las notas de su celular las ideas que surgen en su cabeza durante la cotidianidad, futuras series y películas, para poder aterrizarlas visualmente en cuanto sea necesario. 

Para muestra un botón: en la cena una noche antes de que anunciaran los ganadores del Ideatoon, conversaba con una de sus colaboradoras y co-guionista de varios de sus proyectos, Karen Acosta, sobre el nuevo argumento que están preparando para presentar el siguiente año. Veinticuatro horas más tarde, premio en mano, se vieron y dijeron, “No cambia nada. Seguimos con lo planeado igual”. Edino dibuja hasta cuando descansa.


Si tuviera que aterrizar la fórmula de su propio proceso de trabajo, hay cuatro puntos clave que definen el método de Edino Israel: 

Osadía

Reconoce que comenzó su carrera con muchas inseguridades, pero ha aprendido a enfrentar con valentía la posibilidad de equivocarse, aceptarlo como parte del proceso. “Ahora me animo a escribir todo. Cualquier cosa que me parezca interesante.” Recomienda “enamorarse y desenamorarse muy rápido” de las ideas. Pasión para producir pero frialdad para recortar. Pone como ejemplo Pequeños del tomate: de las 38 hojas de su biblia original, se quedó nada más con el logline, del que después nacería Diaper Parents. “Lo descuarticé. No están ni el nombre de los personajes originales, no hay nada más de ahí”. 


Capacitación

Ha repetido el curso que imparte Pixelatl, ¿Cómo hacer una biblia de serie animada?, durante los últimos tres años, sin importar que después del primero ya había logrado ser finalista. Cada vez que lo toma logra rescatar algo nuevo, destacando la información que dan sobre el contexto del mercado. Opina que no hay que olvidar que estás realizando un producto de entretenimiento, y como tal debes conocer las reglas del mercado para ser percibido positivamente por los potenciales compradores. “Si estás ajeno a eso, entonces sólo lo estás haciendo para ti mismo,” advierte. 


Retroalimentación

Aunque suele empezar a cocinar sus ideas solo, siempre termina mostrándoselas a expertos de confianza, sus “psicólogos de proyectos”, capaces de darle un punto de vista altamente honesto. Tan sólo de ver sus reacciones cuando se los pitchea va descifrando qué sí y qué no funciona. También se ha beneficiado de colaboraciones más directas, como ocurre con Pedro Ferreyra y Karen Acosta. Ella es guionista de Romy Little Apple and Dr. Broccoli, creación de Edino que presentaron en la convocatoria Girl Power organizada por Cartoon Network para el Pixelatl de este año. 


Perseverancia

De Curtis & Bean hizo nueve versiones de biblia. La última, la ganadora, se terminó de gestar la noche antes de pitchearla. “Decidí cortar un montón de información y llegar al corazón mismo de la serie. Pensé que debía ser como un niño que pueda ser amigo de todos,” nos dice. “Que fuera muy, muy simple.” No detenerse es su filosofía de vida, heredada de su padre. Edino Israel, probablemente uno de los autores de propiedad intelectual más prolíficos de su generación, se despide con una última reflexión: 

“Esa delgada línea entre ser obstinado y ser perseverante es lo que me discuto todo el tiempo.”


// SOBRE SKOOLCOOL

Bastián Pascal @skoolcool es director independiente de cine y animación egresado del CUEC/UNAM. Creador del proyecto de difusión Veamos Animación. Co-conduce el programa online Animatón para Dessignare Media y escribe en Revista Código. 


// Visita nuestro canal en Youtube

Para más contenidos sobre diseño, arte multimedia y animación visita nuestro canal de videos. 


// Sobre el administrador

Damné Jesús es diseñador especializado en la generación de contenidos originales con enfoque en la narrativa y promoción de marca. Con 10 años de experiencia, ha participado en el desarrollo de proyectos de animación para cine, televisión y nuevos medios

0 comentarios:

Publicar un comentario